El ácido fólico prenatal (una forma de folato) es importante tanto para la madre como para su bebé en desarrollo. Este artículo explica cómo consumir suficiente ácido fólico -que se encuentra en alimentos como las verduras de hoja verde y las judías, así como en formas sintéticas denominadas «biofólicas»- durante el embarazo puede ayudar a reducir el riesgo de defectos congénitos, como la espina bífida. Si quieres reducir el riesgo de tener un bebé con una anomalía, ahora es el momento de actuar. Llevar una dieta saludable rica en frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y frutos secos puede ayudarle a cubrir sus necesidades esenciales de vitamina K durante el embarazo. Infórmate sobre lo que debes comer antes de concebir.

Ácido fólico prenatal: ¿qué es, cuándo es útil y qué cantidad debo tomar?

El ácido fólico forma parte de un grupo de vitaminas a veces denominadas «amigas» que desempeñan un papel fundamental en el desarrollo del embrión. El ácido fólico se encuentra en muchas frutas y verduras, cereales, judías y semillas. También lo produce el propio organismo al fabricar ácido fólico tetrahidrógeno-donante (es decir, vitamina-donante). El ácido fólico se encuentra en concentraciones bastante bajas en el organismo. La cantidad de ácido fólico en el organismo aumenta durante el embarazo debido al incremento de las vitaminas «amigas» (es decir, esenciales): el folato y la vitamina B 9 – carotenoide luteína. Por lo tanto, debes procurar llevar una dieta saludable durante el embarazo que contenga una cantidad equilibrada de ácido fólico.

Pregabalina para las náuseas matutinas y ácido fólico antes de la concepción

La pregabalina, precursora del ácido fólico preconcepcional, es un medicamento utilizado para tratar las náuseas y los vómitos asociados al embarazo. La dosis recomendada es de 200 a 400 mg por vía oral tres veces al día durante el primer trimestre y luego de 50 a 100 mg diarios durante el segundo y tercer trimestre. Debido a sus propiedades contra las náuseas, la pregabalina se utiliza también como antiemético. Puede tomarse con o sin alimentos. La duración recomendada del tratamiento es de dos a cuatro semanas.

Cuando no es suficiente

Dado que el fármaco para las náuseas matutinas pregabalina sólo reduce la cantidad de ácido fólico en el organismo, seguirá siendo necesario consumir suficientes vitaminas del grupo B durante todo el embarazo. Puede conseguirlo tomando un suplemento de vitamina B o llevando una dieta sana con muchas frutas y verduras.

Cómo aprovechar al máximo el ácido fólico preconcepcional

La cantidad de ácido fólico que debe tomar variará en función de sus circunstancias individuales. Los siguientes consejos se basan en una dieta saludable de verduras y frutas ricas en ácido fólico. Sin embargo, también deberías tomar un suplemento de vitamina B si crees que no estás ingiriendo suficiente ácido fólico en tu dieta. Consigue tu cuota diaria de verduras y frutas: Una dieta sana y rica en verduras y frutas le proporcionará un buen suministro de ácido fólico. Para aumentar su consumo de verduras y frutas, puede comprarlas en el mercado o cultivarlas en casa. Todo lo que puedas: Dado que el ácido fólico preconcepcional sólo está disponible en pequeñas cantidades en el organismo, debes procurar obtener la mayor cantidad posible mientras estás en el vientre de tu madre. Para ello, debes incluir en tu dieta la mayor cantidad posible de frutas y verduras. Asegúrate de consumir suficientes vitaminas B: Las vitaminas B son esenciales para la salud de la piel, el cabello y las uñas, y desempeñan un papel importante en el sistema inmunitario. Hay que procurar tener un nivel saludable de vitamina B en todo el cuerpo para prevenir enfermedades y promover la buena salud.

Conclusión

Consumir suficiente ácido fólico durante el embarazo es importante tanto para la madre como para su bebé en desarrollo. Una dieta saludable rica en frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y frutos secos puede ayudarle a satisfacer sus necesidades esenciales de vitamina K. Si quieres reducir el riesgo de tener un bebé con una anomalía, ahora es el momento de actuar. Llevar una dieta saludable rica en frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y frutos secos puede ayudarle a cubrir sus necesidades esenciales de vitamina K durante el embarazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.