¿Has tenido alguna vez uno de esos días? Ese era el día de Meghan, cuando todo parecía ir mal en el trabajo y la vida personal chocaba. Cuando todo parecía derrumbarse a su alrededor. Ella lo llamó la bola de cristal: cómo leer tu futuro y hacer predicciones. Todo empezó con una bola de cristal. Hace un par de siglos, el mundo era diferente. Pero ahora que vivimos en el mundo digital, una bola de cristal es tan necesaria como un paraguas en esta tormentosa ciudad costera donde vive Meghan.

Las nuevas tecnologías nos han proporcionado más canales para alcanzar nuestros objetivos que nunca, pero también significa que hay más que temer que nunca. La otra cara de la moneda es que la tecnología también va a cambiar nuestra forma de afrontar estos cambios. Por mucho que no nos guste admitirlo, si algo malo nos ocurre a nosotros o a alguien querido, probablemente se deba a nuestras propias decisiones y acciones de antemano (de ahí el término «consecuencias para siempre»). Tanto si eres nuevo en este proceso como si tú mismo eres un experimentado pronosticador, ¡leer tu futuro nunca ha sido tan fácil!

¿Qué es una bola de cristal?

Una bola de cristal es una herramienta de adivinación que le permite hacer preguntas sobre el futuro y recibir una respuesta basada en sus respuestas. Tanto si te interesa el pasado, el presente o el futuro, las bolas de cristal funcionan según el mismo principio: miras dentro de un cuenco lleno de bolas de cristal transparentes y haces preguntas. Las respuestas que recibas te ayudarán a interpretar lo que ves en las bolas. Hay muchos tipos de bolas de cristal. Algunas son de vidrio, otras de cristal. Algunas tienen purpurina y otras son lisas. Algunas tienen dibujos de varios animales y otras están vacías. Algunas están hechas para ser colocadas en un cuenco, mientras que otras son independientes.

Cómo leer el futuro y hacer predicciones

La mejor manera de empezar a leer tu futuro es elegir un tema que te interese y averiguar cuáles son tus objetivos para el futuro. A continuación, escoge un momento en el que te sientas especialmente ambicioso, optimista o comprometido con ese tema y siéntate en una acogedora mesa de la cocina o del salón. Cuando estés en casa, opta por una conversación más informal con tus seres queridos. Así es como deberías pasar tu tiempo libre. La lectura del futuro requiere que visualices el pasado, el presente y el futuro de la persona para la que estás leyendo. Para ello, debe crear una imagen en su mente de dónde está, dónde ha estado y hacia dónde va. Esto le ayudará a interpretar lo que la persona para la que lee está pensando y sintiendo.

Por qué deberías leer tu futuro y hacer predicciones

Todos hemos escuchado el dicho «El presente es lo que es, el pasado es lo que fue y el futuro es lo que será». Esto es cierto en cierto modo, pero no del todo. También nos han enseñado a pensar a largo plazo, pero a medida que envejecemos, tendemos a prestar menos atención a lo que ocurre en nuestro entorno inmediato y más a las cosas que están más allá de nuestra experiencia. Esto también tiene ramificaciones para nuestro futuro, ya que a medida que envejecemos somos menos propensos a correr riesgos y más propensos a seguir el camino de la menor resistencia. También es más probable que nos convirtamos en personas negativas y menos optimistas, lo que no es bueno para nadie. Todos envejecemos, todos morimos. Es bueno pensar en el presente, pero al mismo tiempo también hay que pensar en el futuro. Debes imaginarte en el futuro, no sólo en el presente. Mirando al futuro, puedes ver qué elecciones se han hecho y qué elecciones se harán a continuación. Haz predicciones, no te limites a esperar lo mejor.

3 formas de ayudarte a leer tu futuro y hacer predicciones

Hay muchas formas de leer tu futuro y hacer predicciones, pero éstas son las tres formas más comunes en que la gente lee su futuro. La primera es pensar en el pasado. Puedes sentarte y escribir todos los momentos de tu pasado, desde que tenías cinco años hasta el día de hoy. Puedes hacer esto con tu familia, tus amigos o cualquier otra persona a la que quieras. Así podrás ver cómo es su pasado a través de sus ojos. ¿Qué pensaron, qué hicieron y qué dejaron atrás? ¿Cuál es su legado? ¿Qué harán por las personas a las que quieren y se preocupan? La segunda forma de leer el futuro es mirar el presente. Observa las cosas que están sucediendo ahora y que te ayudarán en el futuro. Observa con atención lo que tienes hoy y lo que tendrás mañana. Haz una lista de lo que tienes y de lo que necesitas y escríbelo todo. Puedes hacer esto por tus seres queridos o por personas que no conoces bien. La tercera forma de ayudarte a leer tu futuro y hacer predicciones es preguntar. Si te interesa el futuro del trabajo, pregúntate cómo te gustaría cambiar y haz que esa sea tu misión para la próxima década. ¿Qué quieres que ocurra? ¿Qué no quieres que ocurra? ¿Por qué? Si tienes una visión del futuro, compártela con los demás. Nunca se sabe dónde puede ayudar. Nunca se sabe dónde se puede obtener ayuda en forma de información.

Conclusión

Así que, ahí lo tienes. 3 maneras de ayudarte a leer tu futuro y hacer predicciones. Ya sea que esté interesado en el pasado, el presente o el futuro, éstas le ayudarán a entender mejor su pasado, a predecir su presente y a hacer predicciones para el futuro. Tanto si eres un lector experimentado como un novato, estas 3 formas te ayudarán a comprender mejor tu presente y a tomar mejores decisiones para el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.